Alta posicionamiento en buscadores y directorios Abasto

            

Agregar a Favoritos | Buscar | Preguntas | Mapa del sitio | Contactar |

INICIO GUIABASTO HEMEROTECA CARTELERA LINKS CONTACTO BUSCAR

 


   


 

Mi madre fue muy imaginativa y con una
cierta visión del mundo. No era una gente
culta pero era incurablemente romántica
y me inició en las novelas de viajes. (...)
Mi madre leía mala literatura, no era culta
pero su imaginación me abría otras puertas.
Teníamos un juego: "Mirar el cielo y buscar
la forma de las nubes e inventar grandes
historias. " Esto ocurría en Banfield.
Mis amigos no tenían esa suerte.
No tenían madres que mirasen las nubes.

Julio Cortázar


Fuimos capaces, somos capaces

Inventos, creaciones y descubrimientos son diversos modos de nombrar los caminos que tomamos los humanos para enfrentar los obstáculos que se nos presentan en la vida cotidiana. Las acciones que de ellos se desprenden (inventar, crear y descubrir) han sido apropiadas por las sociedades dominantes, minimizando el camino que en otros lugares del planeta se lleva a cabo de forma menos bulliciosa. Durante décadas se ha significado al sur como “abajo”, “lejos”, “menos”, “fuera”. Por mucho tiempo ese sentido ha causado efecto en la percepción de nosotros mismos como nación. Tan profundamente ha calado en nuestra subjetividad que ha borrado el recuerdo de acontecimientos tangibles como el programa aeroespacial llevado adelante durante la década del 60 y que le otorgó a la Argentina un lugar entre las seis únicas naciones del mundo empeñadas en la exploración del cosmos.

Hoy les traemos noticias acerca de la invisibilizada y menospreciada Inteligencia Argentina y su actual y luminoso resurgimiento.


El Sur También Existe

En el territorio de nuestro país, entrarían cómodamente Francia, España, Italia, Alemania, Reino Unido, Holanda, Bèlgica, Luxemburgo y Portugal. Este es un ejercicio muy común en las escuelas primarias y debiera seguir siéndolo en la vida cotidiana de muchas personas. Sobre todo, si esas personas viven en la Capital Federal. ¿Por qué?

Porque el porteño común, cree que lo “nacional” es todo aquello que se localiza dentro de los 202 Km2 de la Ciudad de Buenos Aires. Del resto (sic) que son (sin contar Antártida e islas del Atlántico Sur) 2 780 400 Km2, las más de las veces no tiene ni idea. Allí, en el octavo territorio en extensión del planeta, existen 23 provincias las que en conjunto, hacen que Argentina sea la segunda economía más importante de América del Sur.

Si bien Dios está en todas partes, sólo atiende en Buenos Aires.



El diario no hablaba de ti ni de mí

Tiene un cierto aire a Fito, pero lo suyo no son los ritmos del rock sino la hipersincronía de redes neuronales. Es Mariano Belluscio –Becario Pos Doctoral del CONICET– quien desarrolló en el Laboratorio de Fisiología de Circuitos Neuronales de la Facultad de Medicina de la UBA, una técnica de estimulación eléctrica para controlar los síntomas de algunas formas de epilepsia.

El Flying Eye es un DC 10 que recorre los cinco continentes. Allí, un oftalmólogo argentino, Adolfo Güemes, va de aquí para allá en ese hospital alado. Adolfo opera y enseña en los lugares más carenciados del planeta. Estudió en la misma universidad que Favaloro. En ese avión van 60 personas entre ellas este argentino que no inventó nada, pero que gracias a su solidaridad devuelve la vista a los más pobres entre los pobres. Y comparte su saber sin esperar nada a cambio.

Entre los mil científicos que conforman el Panel Intergubernamental de Expertos Sobre Cambio Climático de la ONU (Nobel de la Paz 2007) hay tres argentinos. Desde el 2012 Rubén Piacentini -director del Área Física de la Atmósfera y Radiación Solar del Instituto de Física de la Universidad de Rosario (CONICET)- es miembro del Jurado del Informe sobre Bases Físicas- Científicas del Cambio Climático.

Nadie pone en duda que Gardel canta cada día mejor. Y a partir de este año, el Morocho del Abasto formará –además– parte de la Historia Universal de la Ciencia gracias a Pedro Cahn –director de la Fundación Huésped– quien presentó un método alternativo más simple, más económico y con menos efectos colaterales para el tratamiento del HIV. El equipo de investigación luego de un arduo trabajo logró superar el paradigma establecido del uso de tres drogas, que llevaba en vigencia 17 años. Fue el primer estudio multicéntrico internacional dirigido por un Equipo Argentino. Participaron 27 centros de investigación de 7 países.

En San Juan los investigadores del Gabinete de Tecnología Médica y del Instituto de Automática de la Facultad de Ingeniería de la UNSJ crearon una silla de ruedas que puede ser comandada a través del pensamiento por personas con discapacidad motriz severa. La medicina, la tecnología y el ingenio de los científicos argentinos permitieron la creación de esta maquinaria que aliviará en parte el sufrimiento humano.

Mario Gallardo dirigió el equipo del Centro de Investiga-ciones Ópticas (CIOp-CONICET) que (en el marco de los festejos por los 50 años del láser que tuvieron lugar en el Teatro Argentino de La Plata), se propusieron el desafío de construir un “láser gaseoso” con materiales reciclados. La organización internacional Laserfest los apoyó con la única condición de que fuera cedido a alguna institución universitaria. Fue cedido al departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay. Dicho paso, es el primero en un marco de cooperación entre la Universidad de la Plata y su hermana de Asunción.

Investigadores del Hospital Italiano de Buenos Aires consiguieron convertir células de la piel de pacientes diabéticos en células productoras de insulina. Este método pionero en el mundo puede utilizarse para probar nuevas drogas in vitro, mientras que a largo plazo podría derivar en un tratamiento para pacientes insulino-dependientes. La transformación directa de una célula adulta a otra, evita la utilización de células madre y en consecuencia, reduce el riesgo de aparición de tumores. Esta investigación les mereció el Gran Premio Innovar, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación; y la Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) de Ginebra, Suiza.

Con el propósito de otorgar igualdad en educación para las personas ciegas o con disminución visual, la Universidad Nacional del Litoral (UNL) presentó el primer Atlas Táctil de la Provincia de Santa Fe. Lilian Coronel fue la coordinadora de un proyecto en el que participaron alumnos y docentes de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, docentes y alumnos de la escuela Especial Edgardo Manzitti de Santa Fe y de la Escuela para ciegos Helen Keller de Paraná, Entre Ríos. En tanto, el proyecto contempla continuar la labor con cada una de las provincias para formar un Atlas de la República Argentina Táctil.


Algo habrán hecho

La docente, investigadora y directora del Artificial Intelligence Group (AIGroup) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Palermo (UP), Daniela López De Luise, fue designada (por votación histórica y unánime) presidente del Institute of Electrical and Electronics Engineers. Esta asociación profesional (la más grande del mundo) cuenta con más de 400 mil miembros en más de 160 países. Por su parte, Fernando Goldbaum, investigador principal del CONICET y director del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIBBA-CONICET) recibió el premio Ciudad Capital Heberto Castillo Martínez, edición 2012, categoría Premio para Científicos Latinoamericanos, otorgado por el Gobierno de la Ciudad de México. La investigadora del Conicet en el Instituto de Investigaciones en Fisicoquímica de Córdoba, Natalia Pacioni, consiguió el Premio Cilento 2012, otorgado por la InterAmerican Photochemical Society de Estados Unidos. La viróloga mendocina Florencia Linero recibió de la Universidad de La Sorbona (París), la beca internacional L´Oreal-Unesco por la mujer en la ciencia”, para desarrollar una novedosa tecnología médica con nano-anticuerpos, con el objetivo de mejorar la cura de la Fiebre Hemorrágica Argentina.

Argentina cuenta con una cantidad estimada de 65 empresas que se dedican a los videogames, empleando unos 2000 profesionales de diferentes rubros como programadores, ingenieros en sistemas, beta testers, artistas 3D, ilustradores, músicos y guionistas que facturan por año 50 millones de dólares.

Alejo Vercesi, profesor titular de la Cátedra de Oftalmología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, y un grupo de investigadores son pioneros en utilizar la terapia celular en el tratamiento de las enfermedades de la visión. El trabajo consiste en utilizar las células madre adultas que se encuentran en la mucosa bucal para injertarlas en un ojo enfermo. De esta manera se crea un puente sobre la membrana amniótica que facilita la migración de las nuevas células que producen las células madres de ese órgano. También, utilizan la propia sangre del paciente para obtener un suero, un plasma rico en plaquetas y un gel plaquetario que mejora las intervenciones en el campo de la visión.

En Bahía Blanca, investigadores y estudiantes avanzados de la Universidad nacional del Sur, desarrollaron un pequeño cardiógrafo que se conecta a un celular y puede mandar el electrocardiograma al médico por internet. Por su bajo costo, facilidad de operación y economía, es ideal para salas médicas, escuelas, instituciones deportivas, monitoreo permanente de pacientes ambulatorios y reemplaza la sofisticada aparatología médica no portátil. No formó parte de una tesis, ni de un proyecto de investigación, ni contó con subsidio. Lo hicieron 'vocacionalmente' y lo fueron construyendo en los tiempos libres que tenían en el laboratorio. El trabajo demandó un año, y el prototipo fue enviado a la competencia INNOVAR.



Expediciones

Más de 80 científicos a bordo del “Puerto Deseado” se dieron a la mar en la Campaña Oceanográfica del CONICET con el propósito de colaborar con la construcción del “Código de Barras de la Vida” en el cual participan 50 países y 200 organizaciones de todo el mundo. Las campañas antárticas y subantárticas estuvieron suspendidas hasta 2009, año en que fueron retomadas por el estado argentino. En simultáneo con aquella, otra travesía científica partió hacia la Antártica donde, entre otros trabajos, se harán controles médicos a los pingüinos para establecer el impacto del cambio climático sobre esa fauna. Junto a investigadores de diez naciones, otros argentinos partieron hacia Nueva Zelanda en coordinación con el proyecto Ballena Azul del Océano. Otra expedición, estudiará a los delfines en las aguas subantárticas y del extremo sur del continente. En las bases argentinas en la Antártica, las antenas del sistema satelital nacional permiten un flujo permanente de datos científicos, pero también de otros servicios antes impensables: allí se puede seguir Fútbol para Todos gracias a los satélites argentinos.

El primer bipedestador autónomo de la Argentina fue ideado por diez alumnos de la Escuela de Educación Secundaria Técnica N° 4 “Juan Manuel Fangio” de San Justo. El aparato permite pararse y moverse a discapacitados motrices. Su proyecto fue bautizado “Todos de Pie” ganó el primer premio en la “Feria de Ciencias y Tecnología de la Provincia”. Entusiasmados, hasta armaron una cooperativa para investigar cómo mejorar su producción.

Cuatro jujeños de entre 20 y 26 años de la Universidad Católica de Santiago del Estero DASS, Sede Jujuy fueron finalistas en una de las competencias de innovación más importantes del mundo: la “Imagine Cup” de Microsoft. Idearon el proyecto “U sound” que permitirá detectar problemas de audición. es el resultado de más de 8 meses de trabajo arduo. El proyecto requirió de una profunda investigación previa, junto con médicos y especialistas, así como también de entrevistas a personas hipoacúsicas y fueron finalistas con la mención especial en su categoría, “World Citizenship” en San Petersburgo (Rusia). Por su parte, el rosarino Nicolás Martín Zorzini, se consagró ganador de la 11ª edición de Imagine Cup Kodu Challenge, en la categoría 13 a 18 años, por el desarrollo de una idea innovadora que logró combinar la tecnología y la problemática del agua en un juego de aventura épica con el que deslumbró al jurado internacional.


El árbol y el bosque

Todos los días, doce millones de argentinos construyen el futuro de la patria en más de cuarenta mil establecimientos educativos de todos los niveles. Más de un millón de docentes ceden nuestro tesoro cultural a las nuevas generaciones. Ese lazo de amor no es noticia. Entre 1989 y 1999 sólo se construyeron 7 escuelas. Entre 2000 y 2002, no se edificó ninguna. Entre 2003 y 2013 se construyeron 1.549. Del mismo modo esto último no es noticia. 67 millones de libros se han distribuido gratuitamente en aquel universo silencioso desde el año 2003 y ocho mil bibliotecas de aula han visto renacer la práctica de la lectura. En seis mil escuelas rurales y de frontera –antes rancho- el servicio de televisión digital abierta ha llegado para unirlas al resto del país y del mundo. Más de mil millones de pesos se han distribuido a través de cincuenta mil becas para apoyar a los mejores o los más rezagados. Más de 1.200% creció el presupuesto universitario, alcanzando este año la suma sideral de 20 mil millones de pesos. Pero todo esto, tampoco es noticia.

Los científicos, tecnólogos e innovadores argentinos hoy son producto de la conjunción de todos estos factores. No salen de un repollo.

Los “inventos argentinos” hoy forman parte de búsquedas mancomunadas, de trabajo en equipo. El Eternauta nos decía que “la victoria la alcanza el héroe colectivo” y hoy ésa es la regla. Aquella leyenda del argentino que sólo contaba con lo mínimo para resolver los obstáculos cotidianos y del que nació “lo atamo con alambre” ha quedado atrás. La rigurosidad, el hábito, el compromiso, la entrega, son hoy moneda corriente, no porque los argentinos –por arte de magia– nos hayamos vuelto más “buenos y generosos”, sino porque hay un Estado Nación que sueña, apoya, acompaña, fortalece, auxilia, incentiva, promueve y sostiene eso que hemos dado en llamar Inteligencia Argentina.

¿De qué modo? Haciendo lo contrario a lo que se hizo en los '90: garantizando la creación de fuentes de trabajo, llevando adelante políticas sociales integrales y pertinentes, promoviendo la educación en todos los niveles, participando del concierto internacional con recursos materiales y humanos, dignificando los oficios por medio de la reapertura de escuelas técnicas, valorando los servicios por medio de la implementación de planes de valor agregado para los insumos, creando las bases para la perdurabilidad de las políticas de inclusión, fortaleciendo el sistema de salud… En definitiva: ocupando los espacios que dejó vacante el liberalismo y ubicando al estado como eje organizador de la vida social.


El eslogan “Argen” y “Tina” en el fondo, encubre una verdad. No es que uno –quien lee ahora– esté “desinformado”. Lo han formado para no ver. En una excelente película como “Matrix”, Morfeo le permite a Neo una opción: la de vivir feliz en su ignorancia, aceptando la ilusión colectiva que han creado para hacerlo esclavo, o la de ver y vivir en la realidad. Allí está nuestro desafío. Porque, como resumió con maestría Octavio Paz, “VER DUELE”.

De un tiempo a esta parte, se ha desnudado el uso de las cifras o los datos como armas políticas. La eficacia simbólica de la siembra directa de seudoacontecimientos antiguberna-mentales por parte de las nutridas brigadas mediáticas al servicio de una impresentable oposición, han dado finalmente su resultado. No nos referimos a las últimas elecciones –las que en todo caso sólo expresan el síntoma- sino a su impacto en la cultura general; lo que en palabras más concretas se llama opinión pública.

Desde que Lanata brutalmente se sinceró diciendo que como periodista haría "todo lo posible para que el kirchnerismo pierda" ha circulado mucho tiempo y para muchos argentinos “la realidad” ha terminado por ser aquella que los medios concentrados han dicho que es.

Por eso le pedimos que mire las imágenes con que hemos ilustrado esta nota. Mírelas bien. Pertenecen a una Argentina negada, silenciada, maldecida. Lamentamos no disponer de más espacio para explicarlo mejor. Sin embargo, nos dimos el lujo en esta revista de acercarle algo de lo que usted también ha sido protagonista, porque este país no se levantó de su ruina por arte de magia.

Al director del Instituto Leloir –discípulo del Premio Nobel, químico egresado de la UBA, doctorado en el país y posdoctorado en París, Armando Parodi– le llevó 20 años descubrir un mecanismo celular que puede contribuir a la cura de enfermedades cerebrales, como el Alzheimer. Y como yapa, renunció a patentar su descubrimiento para cedérselo a la humanidad. Para él, la ciencia argentina vive un momento de esplendor. ¿Acaso delira el Dr. Parodi?

Hace seis años despegaba desde la India el satélite argentino Pehuensat-1. Dicho satélite, fue el fruto de más de 5 años de trabajo de 17 profesores y 44 estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Comahue, la que se transformó así en la primera Universidad Pública en desarrollar y poner en órbita un satélite propio para comunicar ¬escuelas y universidades de todo el país y del mundo, transmitiendo en Español, Inglés e Hindi.

Hace una década los diarios del mundo decían que en San Juan el hambre mataba. 273 personas morían por desnutrición, el 82% eran mayores de 60 años a quienes se les había recortado el 13 % de su miserable jubilación. Lo contrario sucedía en Tucumán. Allí morían los niños. En esa misma Argentina, a los científicos se les recortaba su salario, cobraban la mitad en bonos y se los mandaba a lavar los platos. Esa fue la política de estado que se implementó. En esa época el único invento argentino, fue sobrevivir. Hoy –a una década de aquello– tenemos un Estado que sueña sueños y no pesadillas.

A 30 años de la recuperación democrática hicimos realidad el sueño de aquel primer presidente: que “con la Democracia se come, se cura, se educa”. Sin estas condiciones, hubiera sido imposible que el capitán Beto (CubeBug-1) ande por el espacio, y que el director de la NASA felicitara la Inteligencia Argentina por haber puesto en órbita el Aquarius/SAC-D.

Compartimos nuestro orgullo de vivir en un país donde hay argentinos que tienen la posibilidad de seguir el camino trazado por aquellos pioneros.

Viviana Demaría y José Figueroa
demaria_figueroa@yahoo.com.ar


My Great Web page

Revista El Abasto, n° 161, noviembre 2013


 

 

Webstats4U - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares
Contador gratuito

 

Copyright www.revistaelabasto.com.ar - Mientras mencione la fuente permitimos su reproducción.