Revista N°200

Periodismo barrial

Editorial

Como todo se puede clasificar, así también el periodismo. Hay de investigación, de farándula, de rubros, deportivo así como de noticias… Y está el periodismo vecinal, cuya premisa sería dar a conocer, rever, repensar, recordar, analizar, compartir, lo que el vecino tiene al lado. Muchas veces es el vecino quien pasa a ser una fuente importantísima de esa labor. Como fuente, recomendado o directamente con “su pluma”.
      Una diferencia con el periodismo que manejan los medios de grandes alcances es que el vecinal debe necesariamente mantener la precisión. Porque el objeto de estudio está cercano al lector, fácilmente comprendería si hay errores o desconocimiento. Por ende diría que puede llegar a ser hasta más exigente en ese sentido.
      El periodismo vecinal está luchando para elevarse del subgénero en el que muchos pretenden encasillarlo. En algunos casos puede que por conveniencia, porque no está necesariamente alineado a la agenda de los medios masivos. Por otro lado, puede que la ignorancia los confunda con otros medios que circulan también de modo gratuito por los barrios. Unos copian y pegan textos atractivos que circulan por Internet, otros no se toman la labor muy en serio y por último están los que meten notas publicitarias por doquier en buscan de mayores ingresos. Con el periodismo barrial comparten solo que son de distribución gratuita.
Y ya que llegamos a ésta, la gratuitidad no implica que no tenga costo: el costo está trasladado… se financia con la publicidad. Más los suscriptores que aporten.
      Desde el sector de editores de medios barriales hemos logrado hace ya años, y luego de largas luchas, un reconocimiento con el Registro de Medios Vecinales del GCBA y por ende el acceso a la pauta oficial. Los requisitos son en términos objetivos, determinando que el medio cumpla con ciertas características. Eso ha dado impulso a esta palabra de los barrios. A nuestro modo de ver, el estar acompañado con anuncios de los comercios de la zona no solamente tiene un retorno económico: ¡avala aún más nuestro espacio de pertenencia! Y pretendemos que publicitar en nuestras páginas tenga su retorno. Al buscar hacer lo nuestro lo mejor que podamos buscamos que quien nos acompañe en esta aventura quiera realmente estar a nuestro lado.
    Ojalá estemos cumpliendo con ésto y aprovechamos este momento para agradecer a todos quienes de una u otra manera han aportado para la vigencia de esta publicación, así sean colaboradores, anunciantes, suscriptores o lectores en general. ¡A todos Uds. muchas gracias por acompañarnos!

 

Rafael Sabini
rafaelsabini@revistaelabasto.com.ar

Comentarios