Suspendieron el desalojo del Hotel Bauen

Los trabajadores impulsaron una medida cautelar para detener el desahucio pautado para este miércoles.
el

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Ciudad de Buenos aceptó un recurso de queja que presentaron los cooperativistas que desde 2003 administran el Hotel  Bauen de Balvanera (Callao 360), por lo que el desalojo pautado para este miércoles por el Juzgado Comercial 9, a cargo de María Paula Hualde, quedó sin efecto.

 

Según los jueces de la Sala C de la Cámara, la magistrada cometió un error al rechazar la apelación intentada por los trabajadores, informó La Izquierda Diario.

 

Los cooperativistas continúan en estado de alerta y ratificaron que harán el festival pautado para este miércoles a las 20, donde se presentarán La Delio Valdez, La Chicana y Ariel Prat.

 

"Esperamos que este principio de justicia se convierta en un contundente respaldo judicial a los trabajadores que decidimos evitar la estafa de la familia Iurcovich, dejando definitivamente sin efecto el desalojo. Seguiremos defendiendo nuestros puestos de trabajo y por eso invitamos a todos a acompañar nuestra lucha dado que tenemos que lograr que el poder legislativo ratifique su decisión, rechazando el veto presidencial, tal como lo dice la Constitución Nacional", dijo Federico Tonarelli, vicepresidente de la cooperativa.

 

El 11 de abril, cuando sólo se sabía que el día 19 se iba a ejecutar el desalojo, los cooperativistas del Bauen organizaron una cena solidaria para recaudar fondos. Cerca de un millar de referentes políticos, culturales y sociales acompañaron a los trabajadores.

 

Los trabajadores volvieron a presentar el proyecto de ley que vetó el presidente Mauricio Macri. Al respecto, Eva Losada, presidenta de la cooperativa Bauen, dijo ante La Vanguardia: “Estuvimos hablando con los diputados para que lo vuelvan a presentar. Charlamos con varias corrientes políticas para que apoyen el proyecto. Cuando nosotros llevamos el proyecto el día que se iba a votar en el Congreso -que fue de noche y a última hora- el día 30 de noviembre de 2016, uno del macrismo argumentó lo mismo que el Presidente, que cómo se le iba a dar a unos pocos trabajadores, que no significaba nada, que el dinero podía ir a una provincia antes que dárnoslo. ¿Tanta cantidad de plata? Realmente nos da impotencia. No es por 130 familias, sino por el bien público. Este hotel ya está vendido a otra cadena hotelera. Todo esto es negocio, no van por los trabajadores”.

 

Denuncian también que Hugo Iurcovich, dueño del Bauen (a través de la empresa Mercoteles) y Poliequipos empresa de mantenimiento de hospitales y clínicas que trabaja para el Gobierno de la Ciudad, “tenía mucha llegada” con funcionarios del Poder Ejecutivo local, por lo que la Legislatura local nunca trató la expropiación. “Uno se da cuenta netamente de que hay favoritismo para los grandes empresarios, no importa que hayan destruido el hotel, o que persigan a los laburantes”, expuso Eva.

 

También se supo en estas semanas que la integrante de la Junta Comunal 6 de la Ciudad de Buenos Aires (barrio de Caballito) por el PRO, Susana Espósito, es a su vez apoderada de Mercoteles, empresa que administraba el hotel y que ahora impulsa el desalojo.

 

Según El Destape, que Espósito pertenezca al PRO y a su vez asesore a Mercoteles (acrecienta la teoría de un interés empresarial detrás del veto de Macri a la ley que, según OPPLeC, “es inconstitucional ya que obtura la efectivización, que a través de la ley 27.344, se hace del derecho constitucional a trabajar”.  

J.C.

Comentarios