Revista N°216

Fútbol, el opio de los pueblos

Toda la vida hemos escuchado esta frase, ¿o no? Siempre se dijo esto, desde los pensadores ingleses a principios del siglo XX, pensadores de derecha, de izquierda, intelectuales, o no. Todos coincidieron con esta frase, que muchas veces en el transcurso de la historia nos demuestra ser totalmente cierta. Esta frase pudo unir a Borges y a Galeano, miren si será una frase importante, algo similar a esto escribió león Gieco en varias canciones, cuando…. el fútbol se chupó todo hasta la memoria…, mas allá de la reseña que estoy haciendo para contextualizar mi columna, hoy más que nunca la frase cobra vida propia para todos los argentinos.
Metidos de lleno en el mundial de fútbol Rusia 2018, estamos más preocupados por Croacia que por lo que nos está pasando a todos los argentinos. Pasamos a considerar que un logro deportivo es un orgullo nacional y en todo este camino, descuidamos lo que nos está ocurriendo en forma cotidiana, pérdidas de empleo, depresión del salario, mayor gente en situación de calle, etc. etc. y podría hacer una lista más extensa que los países participantes de la copa del mundo, porque todos sabemos que son 32…pero no sabemos cuántos comercios cierran por día y cuantos pierden su empleo cada mes. Eso nos está pasando queridos amigos, viendo el mundial nos olvidamos que nos pasa. No digo que no nos metemos en el mundial, somos un pueblo que toda la vida vivió a través de la numero 5, pero ahora la prioridad debería ser otra. Miremos más lo que nos pasa, que mirar lo que pasa, ese es mi deseo para este Mundial de futbol Rusia 2018.

 

 

Eduardo Scofu
locodraghi@hotmail.com

Comentarios